Inicio El Entrenador Gestión de la Derrota en el Fútbol Profesional

Gestión de la Derrota en el Fútbol Profesional

Gestión del fracaso

Ser entrenador y jugador de fútbol profesional hoy en día, podríamos decir que es una profesión de riesgo. Cualquiera de los dos es un trabajo expuesto siempre a la máxima exigencia, donde los resultados es lo único que cuenta. Para muchos directivos da igual si juegas bien o mal, lo importante es ganar y estar lo más arriba posible. Cada vez que se pierde entonces, se considera por algunos un fracaso. 

Todos los equipos a lo largo de la temporada sufren distintas rachas o niveles de forma, y siempre hay por lo menos una negativa a causa de lesiones, calendario, falta de motivación, falta de acierto, etc. ¿Siendo tan probable en esos momentos la derrota, como deberíamos gestionar esto en el fútbol profesional?

Gestión del fracaso fútbol

Las 4 claves:

  • Los valores recibidos en etapas formativas: Creemos que este es un aspecto muy clave durante el desarrollo del jugador que luego da sus frutos cuando éste llega a su etapa profesional. El saber aceptar los errores cometidos sin buscar excusas internas, y en poner el foco de atención y esfuerzo en mejorarlas para la próxima vez, es clave para convertir esa derrota en una lección que le ayude a jugar mejor la próxima vez.
  • No renunciar a tu esencia: Una de las decisiones que se toman muy a menuda después de algunas derrotas, es cambiar completamente los jugadores que juegan, la estructura del equipo en muchas fases del juego, incluso los principios y sub-principios de juego buscando un giro de 180º. En muchos de estos casos, no surge efecto positivo, ya que quizá se está traicionando al modelo de juego y esencia para el que los jugadores están preparados, o el que el entrenador siente profundamente y así debe transmitir. Paciencia. Corregir errores es clave pero sin renunciar nunca a tu esencia.
  • Autoconfianza: En los malos momentos, los comentarios negativos recibidos desde el exterior son constantes. Es muy común juzgar desde fuera sin conocer que está ocurriendo. Por eso, es muy importante para cuerpo técnico y jugadores mantener los niveles de autoconfianza altos. En este aspecto tiene mucho que decir el psicólogo o coach deportivo, figura que muchas veces no se contempla pero es esencial ya que el entrenamiento mental, potencia todas las demás estructuras del jugador.
  • La unión del grupo: Ante los malos momentos, la unión es el escudo que protege al grupo. Hacer actividades dentro y fuera del campo que potencien la cohesión de grupo y asertivo-motricidad entre los jugadores es clave. Si cada uno hace la guerra por su lado es muy complicado salir adelante. Así que más vale tener estrategias preparadas para fortalecer el sentimiento de EQUIPO, que conecten entre ellos emocionalmente bajando los egos y remen todos en la misma dirección. Muy fácil decirlo y muy complicado hacerlo, pero no hay excusas para hacer todo lo posible en conseguirlo!

Para concienciarse de la presión que sufren muchas veces un futbolista profesional, y como gestiona esos malos momentos, un muy buen ejemplo es el documental sobre la carrera futbolística del mítico Steven Gerrard, titulado “Make Us Dream”.

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Solicita información

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, recopilando información para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad y analizar su navegación. Si sigue navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Tiene la posibilidad de configurar su navegador para impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque podrá ocasionar dificultades de navegación.    Ver Política de cookies