En este momento estás viendo Leo Messi – Jordi Alba: un ataque letal

Leo Messi – Jordi Alba: un ataque letal

Cuando hablamos del potencial ofensivo de un equipo, normalmente se nos viene a la cabeza los delanteros de ese equipo, y los goles que hacen sus jugadores en ésa línea mas avanzada de la estructura del equipo. Pero pocas veces nos paramos a pensar qué tipo de acciones ayudan a que se den esos goles. Y esto, creemos, es igual o más importante que la ejecución final en sí.

Poniendo el foco de atención en uno de los mejores jugadores de la historia, si no el mejor, Leo Messi, observamos su capacidad goleadora en una infinidad de recursos y registros distintos. Con la izquierda, derecha, de cabeza, de falta, de penalti, de jugada individual, de acción combinada, etc. Pero hay una situación que nos llama mucho la atención y que no pasa  ya desapercibida para nadie, y es la conexión Jordi Alba-Messi.

Messi - Alba

Las 5 claves del éxito de este binomio letal:

    • Lo primero de todo es el talento indudable que tienen los dos jugadores. En acciones de igualdad o incluso inferioridad numérica, consiguen superar al rival mediante su ventaja cualitativa en acciones difíciles de resolver. Esto lo asociamos a su vez a la capacidad creativo-expresiva que tienen los dos jugadores, resolviendo situaciones de una forma que nadie hubiera imaginado hacer antes.
    • El segundo aspecto que destacamos entre los dos es lo que nosotros llamamos constelación, y hace referencia a la capacidad de relacionarse y comunicarse motrizmente con una facilidad asombrosa. Esta capacidad la asociamos con la estructura asertivo-motriz de los dos jugadores. Capacidad que les permite conocer a la perfección a su compañero, intuyendo perfectamente los movimientos que van a realizar y encontrando conexiones en milésimas de segundo sin mediar palabra alguna.
    • A nivel puramente táctico ya, Jordi Alba no es un jugador que está, es un jugador que siempre aparece. Esto parece una tontería, pero la lectura que tiene de cuándo y cómo incorporar-se al ataque, le permite siempre llegar libre de marca, ya que se hace muy difícil para el equipo rival correr las marcas después de un buen cambio de orientación, o al extremo rival seguir-lo en sus internadas debido a su gran velocidad.
    • En cuanto a los centros que realiza Jordi Alba, suelen ser siempre balones rasos, y con una direccionalidad horizontal o incluso diagonal hacia atrás cuando éste llega a línea de fondo. Normalmente, en las acciones que se producen éste tipo de centros, la línea defensiva rival se encuentra reculando su posición priorizando defender el espacio que tienen a sus espaldas, de ahí la dificultad para sacar esos balones.
    • Por último, hablar de Leo Messi. No hace falta describir lo que hace porque sobran las palabras. Tan sólo decir, que sabe perfectamente como encontrar siempre ése balón de Alba, cruzándose y anticipándose por delante en la carrera a su defensor con sus cambios de ritmo y dirección, o bien dando ése paso atrás para generarse espacio tan difícil de defender para los equipos rivales.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. William Rubiano

    Me gustaría recibir más información
    Gracias
    Saludos

    William

    1. MBPschool

      Buenos días William,

      Muchas gracias por tu comentario. Si quieres recibir toda la información de la escuela puedes registrarte para recibir las newsletters en el mismo blog.

      Muchas gracias

Deja una respuesta