En este momento estás viendo El Entrenamiento de la Coordinación en Fútbol Formativo
El entrenamiento de la estructura coordinativa en fútbol base

El Entrenamiento de la Coordinación en Fútbol Formativo

El entrenamiento de la coordinación en el fútbol formativo o, dicho de otro modo, el desarrollo de la estructura coordinativa en edades tempranas, es básico para ser capaz de ejecutar correctamente todo aquello que el jugador decide hacer en el campo. 

El trabajo y desarrollo de la estructura coordinativa de los jugadores jóvenes que practican fútbol es un elemento indispensable para mejorar y disfrutar en este bonito deporte, ya que, sin un dominio mínimo de las habilidades requeridas durante la práctica es muy difícil generar motivación intrínseca para continuar.

En MBP creemos en la formación de jugadores inteligentes y para entender qué tipo de contenidos son importantes nos apoyamos en el modelo de procesamiento de la información de Smith (1976), que afirma que cada acción del jugador en el campo pasa por 3 momentos:

  • Mecanismo perceptivo (el jugador recoge información)
  • Mecanismo decisional (decide cómo actuar basándose en experiencias y conocimientos)
  • Mecanismo ejecutor (capacidad coordinativa, ejecución de la acción). Éste último es en el que ponemos el foco en el post de hoy, y por supuesto es indispensable para tener éxito en aquellas acciones que los jugadores han percibido y han decidido hacer durante el partido.

Se cree que la capacidad de desarrollar las habilidades coordinativas nunca desaparece, pero sí que es cierto que la etapa más sensible a este tipo de mejoras es en edades tempranas, cuando los esquemas motrices se desarrollan a través de la interacción del jugador con el entorno.

Por tanto, desde que el niño/a empieza a mantenerse en pie y moverse por si solo ya está desarrollando sus habilidades coordinativas a través del movimiento y el descubrimiento.

¿Qué es la coordinación?

La coordinación la entendemos como la capacidad del jugador de relacionar-se con su propio cuerpo a través del movimiento y el balón. Tenemos dos tipos de habilidades, las motrices básicas y las específicas (Riera, 2001)

Habilidades motrices básicas

Son todas aquellas habilidades relacionadas con el propio cuerpo del jugador, y que aparecen durante el juego, como por ejemplo:

  • Desplazamientos frontales/laterales/espaldas.
  • Saltos.
  • Apoyos.
  • Cambios de dirección.
  • Arrancadas.
  • Frenadas.
  • Etc.

Habilidades motrices específicas

Son todas aquellas referentes a la relación del cuerpo con el balón. Por lo tanto, son aquellas acciones relacionadas con la parte técnica de las situaciones del juego con balón. Hay que tener en cuenta que todas estas acciones tienen también su parte táctica, que no abarcaremos durante el trabajo coordinativo. Algunos ejemplos son:

  • Pase.
  • Tiro.
  • Control simple.
  • Conducción.
  • Regate.
  • Remate de cabeza.
  • Etc.

¿Cómo entrenamos este tipo de habilidades?

En MBP, siempre trabajamos estas habilidades a través de circuitos coordinativos y a través de juegos generales y específicos en el fútbol.

Las características de este tipo de tareas es básicamente un alto porcentaje de participación y repetición de la acción técnica a desarrollar de manera controlada, siempre con la ayuda de las correcciones en la ejecución de cada uno de los conceptos. Cuantas más veces repita la acción el jugador en entornos más distintos y variables, mayor será el aprendizaje motriz.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Carlos Armando Alvarado Tubillas

    Q bueno q escuelas como ustedes tratan de compartir este tipo de información para poder tener más conocimiento sobre como trabajar en las etapas formativas gracias

    1. MBPschool

      Muchas gracias por tu comentario! Para nosotros es un placer poder compartirlo con vosotros!

  2. Edgar Ramos Licla

    Muchas Gracias por las enseñanzas
    Alma Mater
    Desde Callao Perú
    Egresado de Futec
    Saludos MBP
    Dios los Bendiga

    1. Melissa Devens

      Gracias a ti, Edgar!

Deja una respuesta